En una reciente sentencia de 13 de marzo de 2020, el Tribunal Supremo establece los requisitos para que, los bancos, puedan cobrar comisiones de descubierto, en las cuentas corrientes.

LA COMISIÓN DE DESCUBIERTO ES UNA OPERACIÓN DE CRÉDITO TÁCITA

Según el Banco de España, el descubierto en cuenta corriente supone, en la práctica bancaria, una facilidad crediticia concedida por las entidades para permitir que se atiendan pagos autorizados contra las cuentas de sus clientes por encima de los saldos contables de estas.

Es decir, tales pagos se cargan en la cuenta a pesar de que el saldo no sea suficiente.

Esta figura o servicio bancario constituye una operación de crédito que ya ha sido reconocida, como tal, por sentencias judiciales y por la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo

Por lo tanto al permitir la entidad de crédito descubiertos por encima del “haber” de la cuenta corriente lo que hacía en realidad era “conceder un crédito por dicho exceso”.

ACEPTACIÓN TÁCITA POR EL CLIENTE DEL DESCUBIERTO

Por otro lado se entiende que hay posibilidad de descubierto en aquel contrato de crédito explícito mediante el cual un prestamista pone a disposición de un consumidor fondos que superen el saldo en la cuenta a la vista del consumidor.

CARACTERÍSTICAS LEGALES DE LA COMISIÓN DE DESCUBIERTO

En definitiva, la comisión de descubierto tiene las siguientes características:

  • El descubierto tácito en cuenta es un servicio bancario consistente en la concesión de una facilidad crediticia al titular de la cuenta mediante la autorización de cargos que exceden el importe del saldo disponible.
  • Dicho servicio bancario puede ser retribuido mediante una contraprestación, que puede revestir la forma de intereses o comisiones por descubierto.

REQUISITOS PARA EL COBRO DE LA COMISIÓN DE DESCUBIERTO

Eso sí, los bancos no pueden cobrar cualquier cantidad por comisión de descubierto, sino que debe adecuarse a una serie de requisitos:

  • Las citadas comisiones resultan válidas y lícitas siempre que, además de cumplirse con los correspondiente deberes de información.
  • Debe respetarse el límite máximo equivalente a una tasa anual equivalente (TAE) superior a 2,5 veces el interés legal del dinero
  • No se puede aplicar adicionalmente a dicho límite una comisión de apertura en los descubiertos
  • No se puede aplicar más de una vez en cada periodo de liquidación, aunque se generen varios descubiertos dentro de un mismo período.