El Tribunal Supremo concede la custodia compartida de una hija que, prácticamente, pasaba el mismo tiempo con el padre y la madre a pesar que era, ésta última, la que tenía la custodia en exclusiva por sentencia judicial.

Igualmente se considera que al haber transcurridos 8 años desde la sentencia de divorcio, la evolución que ha tenido en los Juzgados, la atribución de la custodia compartida tras un divorcio o separación, hace que se dé un cambio de circunstancias que aconseje la misma.

TIEMPO DE ESTANCIA PARECIDO CON LOS PROGENITORES

La sentencia, de fecha 24 de septiembre de 2019, consideró  acreditado que el tiempo de estancia de la menor es prácticamente el mismo con los dos progenitores, adoptado de común acuerdo, por lo que la adopción del sistema de custodia compartida no ampliaría prácticamente la convivencia de la menor con los mismos, sino que se limitará a confirmar una custodia que se está dando en la práctica.

Por dicho motivo, el interés de la menor no quedaría afectado y este no es un motivo para no cambiar el sistema de manera oficial.

FALTA DE COMUNICACIÓN ENTRE LOS PROGENITORES

Igualmente, la madre alegó que no era viable la custodia compartida ya que no había buena relación entre los progenitores. En concreto alegaba falta de comunicación entre los mismos.

Sin embargo, el Tribunal Supremo considera que  la pretendida falta de comunicación de los progenitores sería irrelevante dado que, hasta la fecha,  han sabido desenvolverse en un escenario de paridad en las estancias de la menor.

abogado divorcio

CAMBIO JURISPRUDENCIAL EN LA CUSTODIA COMPARTIDA

Por otro lado, la menor cuando se divorciaron los padres tenía dos años y cuando se solicita esta modificación de circunstancias, la menor tenía 10 años, constando igualmente un cambio jurisprudencial propiciado por el rumbo de doctrina constitucional y del propio Tribunal Supremo.

Esto es una alteración significativa de las circunstancias, y entre las alegadas se valora fundamentalmente, que el sistema que opera desde la sentencia de divorcio, es prácticamente el mismo, con la variante de que las aportaciones económicas de los progenitores, serán ahora las mismas, siendo ello lo más razonable dada la similitud de profesiones y emolumentos.

CUSTODIA COMPARTIDA: SISTEMA MÁS ACONSEJABLE

Desde hace 5 años, se ha producido un significativo cambio en la opinión del Tribunal Supremo sobre el sistema de custodia compartida: de ser un sistema extraordinario y solo aplicable en supuesto específicos, se ha pasado a considerarlo un sistema normalizado, deseable y aconsejable.

Esto ha supuesto que, actualmente, el sistema de custodia compartida sea el que más se aplica por los Juzgados y Tribunales, siempre y cuando sea viable por la actitud y aptitud de los progenitores y por sus horarios de trabajo.