Es habitual, en contratos celebrados con agencias inmobiliarias para la venta de un inmueble, que se establezca una cláusula de exclusividad durante un determinado periodo de tiempo.

Se plantea la siguiente cuestión: si el inmueble es vendido durante el periodo de exclusiva pero no gracias a la labor de la agencia, sino, por ejemplo, por propia iniciativa del propietario, ¿ se da derecho a cobrar la comisión por la agencia?

COMISIÓN SOBRE LA VENTA A CAMBIO DE LABOR INMOBILIARIA

En estos tipos de contrato, llamados contratos de mediación inmobiliaria, la agencia busca un comprador de la vivienda o local, a cambio de una comisión que se cobra cuando se lleva a cabo la compra.

El importe de la comisión es libre pero suele oscilar entre el 2% y el 5% del precio de la venta.

Es habitual que las inmobiliarias suelan exigir una determinado periodo de tiempo de exclusividad, normalmente 6 meses, durante el cual solo ellas serán las encargadas de promover la venta en busca de un comprador.

EL PACTO DE EXCLUSIVIDAD NO ES CONTRARIO A LEY

El Tribunal Supremo, en una reciente sentencia de 10 de mayo de 2019, ha considerado que no es contrario a la ley la posibilidad de pactar la exclusiva en los contratos de mediación o corretaje.

Esto se suele dar para poder reconocer al mediador o agencia un derecho a la comisión por la actividad y gastos llevado a cabo para la busca de compradores.

El pacto de exclusividad es válido en virtud del principio de libertad que proclama el Código Civil.

Esta cláusula de exclusividad no se considera una cláusula abusiva ni suponer la imposición de una indemnización desproporcionadamente alta al consumidor y usuario.

OBLIGACIÓN DE PAGAR LA COMISIÓN EN EL PERIODO DE EXCLUSIVIDAD

Pero el Tribunal Supremo va más allá y reconoce el derecho a la comisión aunque, durante el periodo de exclusividad, aunque la vivienda o local se venda por libre directamente por el mismo propietario, da derecho al cobro de la comisión por la agencia inmobiliaria.

Se considera que la agencia inmobiliaria desarrolla actividad de publicidad así como la utilización de su estructura empresarial, con medios materiales y humanos al servicio del propietario.

Por ello, el hecho que la venta se haga por un tercero ajeno a él, aunque sea el propio propietario, si se hace dentro del periodo de exclusividad, se da derecho al cobro de la comisión.

En definitiva, aunque la exclusividad  no impide que el propietario venda su finca sin el apoyo profesional, la agencia, en todo caso, tendrá derecho al cobro de su comisión, durante el período de vinculación en exclusiva.