De sobra son conocidos los beneficios de la lactancia materna para el bebe y la madre, pero hay casos en los que las condiciones de trabajo de la madre, que está dando lactancia natural a un hijo/a, no permite continuar con esa lactancia materna, cuando la madre se reincorpora a su puesto de trabajo tras la baja maternal.

Igualmente, aunque sea compatible el puesto de trabajo con la lactancia materna, las condiciones del mismo pueden ser perjudiciales para la madre y provocar la pérdida de la lactancia o la aparición de enfermedades

En ese caso la madre tiene derecho a una prestación por lactancia natural, si no es posible un cambio en el puesto de trabajo.

De esta forma, tras la prestación por maternidad, la madre comienza a cobrar esta pensión, hasta que el menor cumpla 9 meses de edad.

lactancia

Es una de los derechos de las madres trabajadoras menos conocidos, pero de vital importancia ya que, determinados puesto de trabajo, suponen un alejamiento del bebe que puede influir en la pérdida de la lactancia natural e, incluso, la aparición de infeciones como mastitis

Esta prestación viene recogida en el Real Decreto 295/2009, de 6 de marzo, por el que se regulan las prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural.

TRAMITACIÓN

La prestación es tramitada y abonada por la mutua profesional que cubra los riesgos de la trabajadora.

Para obtenerla es necesario que se certifique, por el correspondiente facultativo, que la madre le está dando lactancia natural al bebe y que se acredite que el puesto de trabajo de la madre puede perjudicar el mantenimiento de esa lactancia, así como que no es posible el cambio a otro puesto de trabajo.

La trabajadora debe solicitar a la mutua la certificación médica de riesgo. En caso que la mutua no se la de, porque considera que no hay riesgo ( algo bastante habitual), la trabajadora tiene un mes para interponer una reclamación previa a la via judicial ante la misma mutua.

Si la mutua vuelve a denegar la prestación, la trabajadora debe interponer una demanda ante el Juzgado de lo Social

FACTOR CLAVE: PUESTO DE TRABAJO CON RIESGO

La clave para que se de o no la prestación es que se acredite que el trabajo que desarrolla la madre es perjudicial o de riesgo o incompatible con seguir con la lactancia natural, y que no es posible un cambio en el puesto de trabajo o en los horarios por la empresa.

De este modo, si la madre tiene contacto con productos peligrosos o está sometida a muchas horas seguidas de trabajo ( guardias de 24 horas) o a horarios de nocturnidad, se puede considerar que existe dicho riesgo.

riesgo

En el caso de trabajadoras autónomas también es posible la prestación, aunque, en su caso, debido al carácter autónomo de su trabajo y a que, al no tener jefes superiores, pueden repartirse las horas de trabajo con cierta flexibilidad, es más complicado que se de la misma.

Sin embargo, si nos encontramos ante la situación de muchas trabajadoras autónomas que, realmente, son falsas autónomas porque trabajan para una entidad y estan sometidas a unas órdenes y horarios, sí se puede conseguir dicha prestación por riesgo de pérdida de la lactancia natural.

INDICACIONES DE ORGANISMOS OFICIALES SOBRE EL RIESGO PARA LA LACTANCIA

Son varios los organismos oficiales que han publicado recomendaciones sobre la lactancia y el trabajo.

De este modo, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo ha elaborado un documento donde se señalan las directrices sobre la evaluación del riesgo laboral de la mujer embarazada, que haya dado a luz recientemente o en periodo de lactancia

Señala que el delicado equilibrio hormonal que gobierna la producción de leche materna puede verse afectado también por sustancias químicas o por condiciones de trabajo.

La Asociación española de Médicos del Trabajo ha elaborado una Guía clínica-laboral para la prevención de riesgos durante el embarazo, parto reciente y lactancia donde se señala que el trabajo a turnos y/o nocturno puede influenciar en la lactancia

IMPORTE DE LA PRESTACIÓN Y EXTINCIÓN

El importe por la prestación de riesgo para la lactancia es del 100% de la base reguladora hasta que el hijo cumpla 9 meses de edad y lo abona directamente la mutua o entidad gestora.

Igualmente se extingue si, antes de ese plazo, la trabajadora se reincorpora a su puesto de trabajo anterior o a otro compatible con su estado.

lactancia

Si eres madre trabajadora y consideras que tu puesto de trabajo es un riesgo para la lactancia natural de tu bebe, puedes tener derecho a la prestación por lactancia natural.

Para ello tienes que solicitar la prestación a tu Mutua y, si se te deniega, recurrir y posteriormente interponer una demanda ante los Juzgados y Tribunales .

Nuestros Abogados especialistas llevan tu caso. 

Solo cobramos honorarios si ganas el juicio

Rellena el formulario que encontrarás en nuestra web o explícanos tu caso al mail consultas@www.elabogadoencasa.com