Interesante sentencia sobre custodia compartida de la Audiencia Provincial de Badajoz en la que admite la custodia compartida a pesar del consumo ocasional del padre de marihuana. Igualmente considera que la juventud del padre, la ayuda de los abuelos y estar los padres viviendo en localidades distintas, no es motivo para denegar la custodia compartida.

La sentencia, de fecha 21 de mayo de 2019, asume la doctrina consolidada del Tribunal Supremo sobre que la custodia compartida, lejos de ser un régimen excepcional, ha de ser el régimen ordinario y deseable de custodia de los hijos menores.

 Se considera que es el régimen es el ideal, pues es el que más se aproxima al modelo de convivencia existente antes de la ruptura de la pareja y garantiza a los padres la posibilidad de seguir ejerciendo los derechos y deberes inherentes a la patria potestad y de participar en igualdad de condiciones en el desarrollo y crecimiento de sus hijos.

En este caso en concreto, se establece custodia compartida a pesar de los siguientes impedimentos que alegaba la madre:

IMPEDIMENTO 1: SER PADRE JOVEN NO ES MOTIVO PARA DENEGAR LA CUSTODIA COMPARTIDA

La madre alegaba que el padre es inmaduro y demasiado joven ( 21 años) para asumir las responsabilidades derivadas de la crianza de un hijo.

Sin embargo, la Audiencia considera que la juventud del progenitor no es necesariamente un impedimento para la fijación de una custodia compartida, ni tampoco es algo extraordinario.

Ser padre o madre con 21 años no lleva anudada merma jurídica alguna y no se puede considerar que el padre sea menos competente que la madre para hacerse cargo del menor.

Además es indudable que el padre ocupa también un importante lugar en el desarrollo de la personalidad del menor.

IMPEDIMENTO 2: TENER AYUDA DE LOS ABUELOS NO ES COMPATIBLE CON LA CUSTODIA COMPARTIDA

Aunque los abuelos no son los padres y no pueden suplantar su función, es cierto que pueden ser unos extraordinarios colaboradores de los padres y más en caso de padres adolescentes

Mientras el padre no delegue total y permanentemente en los abuelos sus obligaciones con el menor, no es incompatible la custodia compartida con recibir ayuda de los abuelos.

abogado divorcio

IMPEDIMENTO 3: EL CONSUMO DE MARIHUANA NO ES IMPEDIMENTO PARA LA CUSTODIA COMPARTIDA

Es indudable que el consumo de drogas puede interferir el desarrollo educativo y emocional de los menores. T

Sin embargo, no se puede confundir el consumo ocasional o esporádico con la adicción. Adicto es quien tiene hábito de conductas peligrosas o de consumo de determinados productos, en especial drogas, y que no puede prescindir de ello o le resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia.

En este caso, lo único acreditado es que el padre, puntualmente fumaba porros pero el análisis efectuado ha resultado negativo.

Pero no demostrada una adicción o drogadicción del padre, el consumo ocasional no es impedimento para la custodia compartida.

IMPEDIMENTO 4: LA DISTANCIA DE 42 KILÓMETROS ENTRE LAS CIUDADES DONDE VIVEN LOS PADRES NO  ES IMPEDIMENTO PARA LA CUSTODIA COMPARTIDA

La madre consideraba inviable la custodia compartida porque ella y el padre residían a una distancia de 21 kilometros de distancia y que el niño, tendrá que hacer importantes desplazamientos diarios por carretera para el colegio.

Es una realidad que, para ser viable, la custodia compartida exige que los domicilios de cada progenitor no estén muy alejados. El centro escolar es único y, en consecuencia, las distintas viviendas deben estar a una distancia razonable.

Así en los casos de domicilios lejanos el Tribunal Supremo es claro sobre la incompatibilidad de la custodia compartida.

En la sentencia del Tribunal Supremo de 18 de abril de 2018 denegó custodia compartida en padres que residían en países diferentes y en la sentencia de 10 de enero de 2018 tampoco la admitió en padres que vivían en Cádiz y Pamplona

Sin embargo en este caso, la distancia entre ambas poblaciones era de solo 21 kilómetros lo que no es incompatible con una custodia compartida y se admite la misma.